La limpieza tipo final de obra es un complemento indispensable de la construcción y de las comercializadoras. Los trabajos de limpieza pueden aplicarse a mudanzas, reciclajes, reparaciones parciales o totales y construcciones cuyo objetivo es que el destinatario final reciba el producto adquirido con la máxima calidad e higiene.

La limpieza final es determinante, es el broche de oro del proyecto, el último toque a la obra.

Luego de que los diferentes gremios finalizan su tarea en una obra, comienza la tarea de  TOTAL QUALITY SERVICE: dejar el lugar en óptimas condiciones de limpieza, listo para habitar o para su inauguración.

  • ¿Porque resulta fundamental la limpieza final de obra?

    Cuando se realiza una limpieza final de obra, el inmuebles se revaloriza y los usuarios logran elevar su calidad de vida y confort.
    Un trabajo inadecuado e incorrecto en los procesos de limpieza tras la finalización de una obra por parte de personal inexperto puede tener graves consecuencias para un edificio u obra, repercutiendo en el acabado final.
    Las limpiezas finales de obras son la asignatura de empresas especializadas ya que implican una gran variedad de particularidades y procedimientos, una gama de maquinarias, útiles, productos, personal y técnicas diversas. Sólo las empresas especializadas pueden desarrollar este trabajo de manera eficiente. Es por ello que actualmente Total Quality Service es una alternativa muy requerida.
    La contratación de Total Quality Service permite al contratista brindar un mayor acabado a su cliente. Pensemos que en la actualidad una de las quejas más recurrentes se refiere a la limpieza al final de un proyecto, esta generalmente no satisface las expectativas de los clientes.

  • Beneficios de elegir a Total Quality Service

    La principal ventaja contratar a Total Quality Service es la garantía de contar con profesionales de sobrada experiencia y maquinaria industrial, lo que certifica la calidad y los resultados del trabajo en poco tiempo

    No sólo la obra quedará lista para ser habitada, sino que usted no tendrá que preocuparse por el personal de limpieza, evitándose todo problema de índole laboral o judicial, etc.
    El personal posee relación de dependencia con nuestra empresa, y esta protegido por normas y procedimientos de seguridad y los correspondientes seguros. No sólo esta capacitado para cada situación que pueda acontecer, sino que cuenta con la supervisión de un profesional en la especialidad.

    Además del personal, proveemos todos los elementos necesarios para el trabajo:

    – Productos de limpieza de marcas líderes del mercado.
    – Accesorios y enseres de limpieza.
    – Maquinaria de última generación.

    Técnicos especializados de la empresa visitan las instalaciones y elaboran un presupuesto personalizado. Para el mismo se tiene en cuenta los metros de la superficie a limpiar, el número de ventanas, tipo de paredes y tipo de pintura, limpieza de balcones y vidrios de altura, superficie exterior, tipo de pisos, mobiliario, si se solicita una limpieza gruesa o fina, etc.
    Los únicos requerimientos de nuestra empresa tienen que ver con las fechas de entrega de las obras. De esta manera podemos organizar al equipo de limpieza y realizar un excelente trabajo a tiempo.

Cuando se habla de limpieza final de obras se hace referencia a dos tipos de limpieza con objetivos diferentes. Una limpieza gruesa y una limpieza fina más abocada al detalle.

La limpieza gruesa es encargada por  la constructora. Ella asume la responsabilidad de contratar a una empresa especializada cuya finalidad es la limpieza de los espacios permitiendo, de esta manera, detectar los errores de la construcción, y ultimar los detalles previos a la entrega a la comercializadora.

El contratista procederá al desmantelamiento y demolición de las instalaciones provisionales construidas para la administración de las obras, retirando la totalidad de los materiales, escombros y residuos sobrantes. Se realiza una limpieza general de los ambientes interiores y exteriores de la construcción. Para dar un ejemplo de este trabajo y sus beneficios se puede citar que luego de la limpieza de vidrios uno puede observar ralladuras que no eran evidentes, o  baldosas rotas o  ventanales que no corren por mala colocación de las guías, etc. La empresa de limpieza suele elevar un relevamiento de todas las fallas que se han hecho evidentes en la limpieza.

La empresa de limpieza brinda un apoyo fundamental para detectar y verificar detalles de obra.

También, la limpieza gruesa es un servicio que se utiliza regularmente en obras cuyo periodo de construcción es muy prolongado como un medio de minimizar el polvo en el lugar. En este caso se colabora con la constructora para mantener un ambiente saludable, ya que  el control del polvo no es solo una cuestión estética.

El mayor beneficiario de este servicio es la constructora ya que

  • reduce los costos operativos
  • corrige los errores de obra y optimiza la calidad de su producto
  • se despreocupa de materiales y productos, maquinaria y personal

Generalmente a la limpieza gruesa le sigue una limpieza fina. Por su parte, esta última es responsabilidad de la comercializadora y permite que la obra/proyecto quede  listo para ser ocupado. Se trata de un trabajo más meticuloso y delicado abocado ofrecer una correcta presentación y entrega de la obra.

La limpieza fina va más allá de todo lo visible, y comprende lo invisible y lo nocivo. Se brinda la garantía de que las instalaciones estén correctamente desinfectadas y  en estado de impecable higiene. Este tipo de limpieza debe realizarse en el ambiente previo a ser habitado, puesto que implica llegar a lugar que luego resultarán inaccesibles.

Aquí el beneficiario es la comercializadora al brindar un producto de calidad y el propietario al encontrarse con  un ambiente sanitizado e higiénico.

El servicio de limpieza se adapta a las necesidades del cliente, estableciéndose diferentes niveles de acabado de acuerdo a si se trata de una limpieza fina o gruesa.

La limpieza gruesa consiste en:

  • Limpieza general de cielorrasos, columnas, paredes, enchapados y muros
  • Retiro de excedentes en juntas, zócalos, y decoraciones
  • Remoción de residuos
  • Quitado de manchas de pintura y restos de material dejando la superficie uniforme en color y textura
  • Limpieza de persianas y cortinas, guías de ventanas
  • Despegues en general de cinta o plásticos, etc.
  • Limpieza de vidrios
  • Limpieza de aberturas, ventanas, azulejos, alacenas, cajoneras, placares de madera y todo tipo de mobiliario. Carpintería
  • Lavado y desinfección de baños
  • Paredes exteriores e interiores
  • Hidrolavado de grandes superficies.

La limpieza fina consiste en:

  • Limpieza general de cielorrasos, columnas, paredes, enchapados y muros
  • Limpieza y acabado de pisos. Curado, sellado, encerado y/o lustre de todo tipo de pisos
  • Aspirado y lavado de alfombras
  • Limpieza de aberturas, ventanas, azulejos, alacenas, cajoneras, placares de madera y todo tipo de mobiliario
  • Lavado y desinfección de baños
  • Limpieza de cocinas, muebles sobre y bajo mesada
  • Aceros inoxidables y bronces
  • Carpinterías metálicas
  • limpieza de luminarias y artefactos de ventilación
  • Apliques
  • Paredes exteriores
  • Hidrolavado de grandes superficies
  • Limpieza de la grifería con productos específicos, no abrasivos Protección y preparación de las superficies previas a la limpieza (ej: marcos, puertas, zócalos)
  • Detalles como limpieza de electrodomésticos, vajilla, persianas y cortinas, despegues en general de cinta o plásticos, etc.